VEDA TIME

La langosta está en periodo de veda en estos momentos en todo Panamá. Para la langosta del caribe es del 1 de marzo al 30 de junio y para la del Pacífico (solo Archipiélago de Las Perlas) del 1 de diciembre pasado hasta el 15 de abril.  El que la vende debe tener su certificado de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), ¡pídela!

¡Que disfruten!

DESDE EL CARIBE PANAMEÑO 2

Siguiendo con el trío dinámico que les mencioné ayer, es el turno de la ‘salsa ajillo’. En este plato que les muestro está coronando a la famosa y tan correteada langosta.

Igualmente con acompañamientos sencillos como el arroz blanco y una ensalada de tomate, pepino, repollo y zanahorias. En mi opinión muy personal, con una salsa tan llena de sabor como el ajillo no quieres un arroz que le haga mucha competencia; el arroz con menestra o hiervas se lo dejas a la criolla.

Para variar, al preguntar el procedimiento básico y en una ocasión hasta de espiar desde la barra al cocinero, me doy cuenta que siempre será la misma receta base y luego el famoso ‘unos le ponen y otros le sacan’.

La receta base con la que no te vas a equivocar es la siguiente: en un sartén caliente mezclas aceite de oliva y mantequilla – luego agregas el ajo picado o aplastado con sal y pimienta – cuidando que el ajo no se te queme bajas la temperatura un poco – agregar caldo y vino blanco – para terminar y es algo que estoy empezando a hacer para mi ajillo cuando hago almejas en mi casa es agregar una cucharadita de maicena o harina de trigo previamente disuelta en un poco de agua o el mismo caldo que uso. Luego en el quita y pone puedes agregar pimiento morron en cuadritos, perejil y/o picante a tu gusto.

Si tienes tu receta favorita, nos cuentas.

¡Que disfruten!

 

RESTAURANTE DEL MERCADO DEL MARISCO

Siguiendo con mi anterior visita al Mercado del Marisco a probar los deliciosos ceviches que les recomendé anteriormente, visité en esta ocasión el restaurante que está ubicado en el segundo piso. De salida les puedo decir que tienen la opción de pedir del menú o también la más interactiva que es comprar tus mariscos frescos abajo y solo pagar para que te los preparen con la salsa y técnica que prefieras.

Siempre disfruto en el camino hacia el restaurante ver toda las acción de los trabajadores vendiendo pescados y mariscos a los visitantes.

Súper interesante ver a una señora explicándole a los niños que esos eran pescados frescos y les estaba enseñado como darse cuenta. Según lo que pude preguntar siempre hay que guiarse por el olor y color, pero muy importante y más fácil según los pescadores es verle los ojos al pescado, y entre más transparentes o vivos parezcan es mejor obviamente.

De entrada solo pedí  unos dedos de corvina con salsa tártara y picante hecho en casa. No hay duda que son los deditos más frescos y sabrosos que me he comido.

Ya de platos fuertes nos pedimos nuestras respectivas langostas. Pedimos a la mantequilla y con salsa de ajillo. Me pareció tan buena la ‘salsa de ajillo’ que tuve la oportunidad de hablar con el Chef Justino Rodríguez . Me explicó que el color rojo se lo da la pasta de achiote y pimentón y el resto ya es muy parecido a lo tradicional, solo que utilizan mantequilla con sal para no ponerle más extra.

Este señor se sienta a comer justo cuando ya nos estábamos retirando. Estaba comiendo lo que comeré en mi próxima visita: langosta cubierta de mariscos mixtos en salsa de ajillo.

Dirección: Al final de la cinta costera en la entrada al Caso Antiguo de Panamá.