#ACOMERENCASA CON ADONDE ADELA Y CHEZ TITI

Tradiciones las hay en todos lados a la hora de comer, y definitivamente la famosa ‘hora del té’ no es algo que se acostumbre tanto en Panamá. No es que yo lo haga seguido (nunca la verdad), pero me voy a animar a hacerlo cada vez más. Disfrutar la comida a toda hora es un placer de la vida que no hay que dejar pasar por alto.

Aquí hice un combo, al estilo 2 x 1,  y uní los postres de la empresa de catering Adonde Adela a cargo de Carla, una chica con mega buena vibra y pasión por lo que hace y los tés de Chez Titi que es un restaurante y salón de té que queda atrás del hotel Panamá y que me gusta frecuentar cuando me acerco a esas áreas.

Para hacerlo un poco más a mi estilo incluí un vino tinto que no falla en mi bar que es el español Beronia, un tempranillo reserva 2010 y que lo uní con el único elemento salado que eran estos pasteles de pollo con una masa un poco dulce que le daba un mega contraste. Definitivamente no siempre los maridajes tienen que ser mega complicados, ya que en lo diario y simple se disfruta bastante igualmente.

BENI7421

BENI7425

En la parte dulce…….. mejor les dejo para que disfruten.

Carrot bundt cakes con glaseado de queso crema y pecans caramelizadas y mini matcha (té verde molido) cakes

BENI7434

Tarte de chocolate y salted caramel

BENI7440

Dacquoise de fresas con crema: discos de bizcocho de almendras relleno de fresas y crema batida

BENI7446

Seguiré buscando nuevas opciones para que todos se animen a disfrutar la buena comida en casa.

¡Que disfruten!

EL POSTRE DEL WALDORF ASTORIA

Siguiendo con mi artículo de hoy en la revista MUJER del Panamá América bajo la sección de ‘Food Hunter’, aquí les paso los detalles del postre con el que me sorprendió el chef Kalych Padro Alvarado en mi degustación de platos inspirados por el guarapo.

Como dije en mi artículo. Éste es el director de la orquesta.

 

Este es el cremoso de mango con cumble de almendras y jengibre. Aquí les dejo el proceso y abajo les termino de explicar detalles.

 

Lo que ven que me están sirviendo poco a poco es la reducción del guarapo que logras al dejar a fuego bajo/medio en una olla hasta que logre la contextura que quieras.

El crumble parte de los clásicos ingredientes principales que son la harina y la mantequilla, pero aquí lo llevan al siguiente nivel al agregar jengibre en polvo y almendras.

Los cuadritos que ven como de gelatina de guarapo lo lograron al utilizar agar-agar que que proviene de diferentes algas y que hoy en día se utiliza mucho en la gastronomía molecular. Para decorar algunas flores comestibles y el resto es historia.

Este es un postre que desde el principio te entra por lo ojos, no solo por el colorido y lo delicado, si no también por el sirope que lo hace bastante dinámico. Las diferentes texturas en cada cucharada te permiten sentir un nuevo sabor y seguro te dará de que hablar con los que te acompañan.

¡Que disfruten!

EL REBELDE: BAKED ALASKA @ BRISTOL

¡Postres, postres y más postres! – Como dice la canción: ‘son muchos los llamados, pero poco los escogidos’. Así es como me siento yo con la oferta pastelera dentro de restaurantes en nuestro país. Hay muchos lugares que se toman el tiempo de hacer sus propios dulces y prestar esa atención a detalles que en este mundo de los postres es determinante, pero lamentablemente no son la mayoría.

Para inaugurar la sección de postres, hoy les quiero hablar de mi favorito del mundo mundial: El Baked Alaska. Lo como siempre en el restaurante Barandas del hotel Bristol y lo llamo ‘el rebelde’. Primero se los muestro y luego les cuento la razón.

 

El Baked Alaska ‘tradicional’ es una montaña de capas de sponge cake con helado (vainilla/chocolate y en otros casos el napolitano), cubierto por merengue y luego  horneado rápidamente o flambeado con ron o brandy.

En este caso  lo que hacen es una base gruesa de brownie sin nueves y  lo cubren con una  capa de dulce de leche casero. Luego hacen la forma con  helado de dulce de leche y chocholate (mitad y mitad) para luego coronarlo con un merengue hecho en casa, que es tan espeso que parece malvas. Como toque final solo lo queman un poco y le tiran chocolate derretido a un lado.

El postre diría que es tamaño personal, normalmente pedimos 2 para 3 personas. Igualmente les doy el dato que lo pueden pedir para llevar en un tamaño enorme si tienen una celebración.

¡Que disfruten!